domingo, 7 de julio de 2013

Fatuus

   Podría decirte que no me interesa saber lo que sientes, incluso podría mirarte y no desear-te orgasmicamente. Supongo que, a fin de cuentas, todo se devuelve y no tengo nada que enjuiciar; por lo mismo, reconozco que mi pragmatismo me permite no "hacerme caldo de cabeza" y seguir avanzando, como si aquí no hubiese pasado nada. En el fondo, y lo digo sin ciencia cierta, debía pasar algún día y, justo hoy, sucedió. 
    ¿Te soy sincera? La verdad es una creación absurda del ser no-humano y la vida, un mal chiste; por eso, como dice un amigo, el mejor refugio del hombre es la nada, ahí no hay ilusión y, por consiguiente, no hay decepción.
    Nunca me ha gustado la pirotecnia lingüística, pero confieso haberla usado por venganza; lamentablemente, ni para eso me alcanza cuando te veo, te pienso y te siento. Sin embargo, no está demás decir: Είσαι ένας πούστης δειλός
          Con eso, me despido, fatuus.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada